DESPLEGABLES

.Fotografías

1/8/15

CANAL DU MIDI, en moto...




Una propuesta interesante.

Una de esas rutas muy apreciadas por los amantes del ciclo-turismo que he adaptado para hacerla en moto.

Pide el mapa de la ruta en .gpx

Ver la ruta en Google Maps

                     
El Canal du Midi o Canal de los dos Mares en francés, fue mandado construir por Luis XIV al arquitecto Pierre-Paul Riquet.

Le costoso mantenimiento que necesitaban los ríos para mantenerse abiertos al tráfico, y las necesidades estratégicas de vías de comunicación rápidas, favorecieron, en su día,  la proliferación de estos canales en toda Europa.

Carlomargo, Francisco I... lo habían deseado antes por el peligro que suponía cruzar el estrecho de Gibraltar.

Durante más de 15 años, entre 1666 y 1681, cerca de 12 000 obreros trabajaron en la construcción de este canal.

                            

En realidad el canal du Midi une el río La Garonne, desde Toulouse, con el mar Mediterráneo. Hasta este punto, desde Bordeaux, llega el canal lateral de La Garonne. 

Juntos forman el Canal de los dos Mares, comunicando el Océano Atlántico con el Mar Mediterráneo.

Nuestro recorrido comienza en Castets-en-Dorthe, cerca de Bordeaux. 

Si no conoces Bordeaux  no dejes de visitar su casco antiguo, su aspecto envejecido, tiene un encanto muy especial.



En un principio, los barcos se propulsaban mediante caballos que tiraban de ellos siguiendo los caminos paralelos al curso del agua.

Esos senderos, que en su día eran el paso de estos caballos, ahora son sendas verdes perfectamente habilitadas y señalizadas para caminantes y ciclistas.




Rodaremos, casi siempre, en paralelo a estas sendas, pudiendo aparcar, para contemplar el paso de los barcos por las esclusas, darnos un baño en los numerosos embarcaderos, caminar, e incluso comer o tomar un aperitivo en las gabarras restaurante que hay a lo largo de este gran paseo marítimo.

                       

El canal tiene una longitud de 240 km, 63 esclusas, entre las que se encuentra la de Fonserannes, cerca de Beziers, formada por otras siete; 126 puentes, 7 puentes sobre el canal y 6 presas, rodeadas por, aproximadamente, 60 000 árboles. Una perfecta obra de arte en plena naturaleza!!




He situado en el mapa 43 esclusas, algunas de ellas comprendidas por dos o más de ellas,  19 embarcaderos y algunos puntos fotográficos.

También están localizados alguno se los pueblos, con sus mayores atractivos, que quedan de paso o distan pocos kilómetros de de nuestro objetivo, y que estoy segura que merecen la pena.


Poco a poco, cortando el lento ritmo del campo, llegamos a Moissac, pueblo que se levanta entre los viñedos de Chasselas.
Todas sus calles liberan un perfume de eternidad. La ruta os llevará a visitar la abadía de St-Pierre, fundada en el siglo VII que en 1047 fue incorporada a la orden de Cluny.



Después nos desviaremos unos kilómetros para visitar uno de los pueblos de montaña más bonitos de Francia. Auvillar  posee en el centro una plaza de merado triangular, con arcadas y entramado de madera, y bonitas vistas, desde el paseo, que dominan el río Garonne



No muy lejos, siguiendo el Canal hacia Toulous, se encuentra Montauban, capital de la "República Protestante" del sur de Francia en el siglo XVII.
Montauban es un centro comercial con una plaza principal construida en los siglos XVII y XVIII.
No dejes de visitar el museo Ingres y la blanca Catedral de Notre Dame



En el trayecto desde Toulusse hasta las playas de arena dorada del Mediterráneo, continuamos ruta a través de los viñedos de las región vinícola del Languedoc, donde podremos participar en las numerosas catas de vino que organizan.

Entrar en la ciudadela de Carcassonne es como retroceder en el tiempo. Conjunto medieval perfectamente restaurado. Situada en el alto de una escarpada loma, junto al rio Aude, parece salida de un cuento de hadas, con sus torreones y murallas, sobre la ciudad baja. El Chateau Comtal, fortaleza dentro de otra fortaleza, tiene foso, cinco torreones y galerías defensivas de madera sobre los muros.




No tardaremos mucho en encontrar el final del Canal en Séte.

Hoy en día, el Canal es propiedad del estado francés. En las zonas urbanas, numerosas gabarras han sido reconvertidas en viviendas familiares, salas de espectáculos, comercios, lugares de exposición, etc.

En el año 1996 el canal pasa a ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.