DESPLEGABLES

.Fotografías

27/8/13

Trondehim, Continental Road y Trollstigen...

Es la primera vez en todo el viaje que tengo una disputa fuerte con alguien.

A pocos km de Geriranger,  un camping muy coqueto, pero que pagando la electricidad y el internet suman 195 Kr. El mas caro de los que he visitado hasta ahora.

A la hora de montar la tienda no hay tomas de corriente en ningún lado.

Pido que me devuelvan el dinero, que me marcho de allí y me dice la señora que me vaya, pero que no devuelve nada.

Poderosa la palabra Policía.

 Salió el que parece ser el responsable del lugar y me deja un alargador para que lleve la electricidad desde los baños a mi tienda de campaña.

Lamento llegar a estos extremos, pero ya les vale, cobran 40 Kr por un servicio que no tienen.

El silencio, las vistas a la montaña y el sonido de la cascada me hacen olvidar pronto el mal trago.

Hoy ha sido un día redondo. Trondheim, con su catedral de color verde. Sencilla, pero muy muy bonita, una las que mas me gustan.




Kristiansaund para coger el túnel que lleva hasta la Atlantic Road.



Y Trollstigen, la escalera de los troles. 

Todos los riders debemos de sentirnos trolls, porque todos queremos subir por esta pared (risas)



En la señal de la ruta no podía faltar la pegatina de 20Mares.




Si la subida es bonita, mucho mas lo es la bajada hacia el otro lado, hacia Valldal y Geiranger

Por cierto, hoy han sido tres ferris; tres túneles debajo del agua, aunque ninguno tan largo como el de Nordkapp de más de 6 km. Y muchos puentes elevados en curva.


En uno de los ferris también viajaban un matrimonio suizo. Por fin una mujer en moto! 

No es que me haya encontrad muchos viajeros en todos estos días, la verdad es que esperaba ver muchos mas. Pero no había coincidido aún con ninguna mujer. Ole!!

Digo yo, a los ingenieros de por esta zona les da por los puentes y túneles curvos o será que lo requiere la estructura? (risas)

Desde Walkiria siempre me voy fijando en los pequeños detalles, y Noruega es detallista.



                                        


Cuidan mucho el aspecto de las cosas, jardines muy cuidados con el césped siempre impecable y montones de flores por todas partes. Casitas para los cubos de basura y los buzones al comienzo del camino que lleva a las casas; Iglesias muy sencillas con el cementerio al rededor que parece un parque; incluso las granjas guardan ese equilibrio y parecen impolutas.



Vengo yo pensando que no hace falta mucho plano por aquí, (risas), hay cientos de caravanas que siguen toda la ruta de lugares de interés. Si las sigues en un sentido u en otro, según la dirección que quieras tomar... lo veras todo (risas).

No han sido muchos kilómetros, pero los límites tan exagerados de velocidad y las esperas para los ferris no ayudan mucho.