DESPLEGABLES

.Fotografías

16/8/13

Mar de Azov y rodando hacia Moscú.



No fue un gran día.

Cuando algo te hace mucho daño y estas tan lejos de alguien que te pueda dar un abrazo se lleva peor.

Hoy necesité el abrazo de mis hijos, que siendo tan jóvenes aún, saben todo lo que se puede saber de mi.

Pero por momentos peores pasé y hay que seguir.

Sin mapa de carreteras, sin GPS… pero aquí estoy, en Elets, a mitad de camino entre Azov y Moscú.

Creo que solo hay una carretera . La M-4.   La mayor parte de kilómetros es de doble carril. Otros tramos son estrechos o están en obras. El pavimento es muy irregular, ondulaciones y hundimientos que hacen que Walkiria salte y se mueva de un lado a otro; más cuando vamos a 140 km/h.


En los numerosos tramos en obras o en los cruces importantes se forman unas retenciones kilométricas que Walkiria y yo, y algunos atrevidos en 4X4 salvamos echándonos al arcén derecho o izquierdo, ya no pongo reparos; a la cuneta o a la pista que va por de lado de la carretera hecha por los mismos camiones de las obras.

Creo que no exagero si digo que hoy he adelantado a más de 1000 camiones. En un solo tramo he contado 135.

Tampoco en esta zona escasean los vendedores ambulantes, esta vez de miel.


Ni los animales campando a sus anchas...


Así y todo, todo el día para hacer sólo 500 kilómetros.

Me llama la atención las aglomeraciones de gente, en los pequeños comercios que hay montados en torno a cada cruce de carreteras.

Los camiones estacionan donde quieren formando filas eternas.

Pregunto en una gasolinera donde dormir. Hay muchos hoteles de carretera, pero ninguno tiene wifi y necesito poner la página al día.

Cuando entro en Elets coincido con un chico en moto en el semáforo. Aquí casi nadie habla ingles, le hago el gesto de dormir y me dice que le siga.

No se el nombre del hotel, hoy todo me importa poco, pero Walkiria está en un garaje cerrado y yo puedo trabajar cómoda en la recepción.



Ya echo de menos acampar, aunque creo que hasta Noruega no será posible, en Rusia no he visto ningún camping.