DESPLEGABLES

.Fotografías

27/7/13

Toledo / Cabo de Gata

Ha sido una jornada dura.

Suelo madrugar para rodar con la fresca, pero un desayuno con los compañeros bien merecía la excepción.

Busco a Walkiria y me pongo en marcha hacia Consuegra, allí se encuentran los molinos de Don Quijote, que no gigantes (risas).

https://www.youtube.com/watch?v=BlH4Bgv8m5s


Desde Consuegra me dirijo a Baeza, con pesar por dejar atrás Tomelloso y Las Tablas de Daimiel.

Pronto aparecen olivos por doquier, hectáreas y hectáreas de olivos que forman un manto verde de topos. Chicharras que se hacen oír al calor del medio día.


33º ya y es la hora de parar para atender la entrevista de la #Cope. Aparco en Ibros.

No tardan en arremolinarse alrededor de mi y de Walkiria unos cuantos lugareños, miran con curiosidad y hacen todo tipo de preguntas. Me aligero la cordura y me siento en la sombra con ellos a charlar un rato. Gente simpática que me habla del cultivo de la oliva. No hay lindes en sus tierras, pero cada uno sabe perfectamente cuales son sus olivos. Antes se plantaban cuatro troncos juntos y ahora solo uno pero mas juntos. Ya no se aran las tierras, se echa herbicida. La cosecha este año será la mejor en muchos, 200 olivos, 12.000 kg de aceitunas.



Baeza esta situada en una loma en el mismo centro de Jaén y la riegan el río Guadalquivir y el Segura.

Llega la hora de su partida de tute, me voy cuando veo que las cosas se ponen serias y ya empieza a subir el tono de voz (risas)

Continuo viaje y puedo comprobar lo que me contaban, Baeza domina los cultivos con su historia bien asentada, la Catedral y la Fuente de Santa María.


Comienzo a descender dirección Jaén, no entraré en la ciudad, voy con retraso, pero no puedo dejar de pasar por Martos, donde vive Elena, una fiel fan de 20Mares y que como a la mayoría de vosotros conozco de las redes sociales. Un pueblo precioso con empinadas callejuelas adoquinadas, vacías de gente a estas horas. Bajamos en busca de una terracita para tomar un café a la sombra de los plataneros. Por allí anda otra motera, Pili; fotos, unas risas y vuelta a la carretera.


Me encamino hacia Almería. Pronto diviso el Parque Natural de Sierra Nevada, y la falda de las Alpujarras. Entonces comprendí que todo lo que dice el libro –Entre limones-, es verdad.



Parada para la entrevista de Onda Cero. Me quito las botas, camino descalza un rato. Tengo los pies tan sudados que la piel esta blanquecina. Me hago daño al rascarme y comienzo a sangrar.


Son 10 horas ya sobre la moto, el sol cae con fuerza sobre mí, tengo que tomar una determinación, no puedo visitar todos los lugares que me gustaría, las carreteras comarcales son muy lentas y si me paro en cada pueblo o ciudad, alargaré demasiado las jornadas. No me gusta tomar esta medida, pero tengo que limitarme a visitar la ciudad desde la que ver el mar que corresponda y poco más.

Cuando llegué a Almería el sol ya se estaba poniendo, el primer contacto con el mar de Alborán lo hice en plena ciudad, sin poder acercarme mucho con Walkiria, por las dificultades del camino, miré con ganas al Cabo de Gata, allá en el horizonte.

No me daría tiempo a disfrutar del Cabo y su Faro con tranquilidad, así que decidí acercarme al camping que hay en la reserva natural –camping Cabo de Gata- y pasar allí la noche.

Le dije al recepcionista que no tenía pensado montar la tienda, pero éste se apresuró a contestar que el precio sería el mismo.

Parcela 4. Al lado de unos moteros checos que están haciendo una buena ruta en moto, aunque sus motos no se parecen en nada a Walkiria. No hablamos el mismo idioma, pero nuestra conversación duró más de media hora y nos entendimos perfectamente. Todos pusimos mucho interés, palabras sueltas en ingles francés, español y manos moviéndose presurosamente para acompañarlas.


Extendí la lona en el suelo y desenrollé el saco. No necesito mas.

Ahora son la 1:56 h.  se que es un poco tarde, pero me encanta contar como me ha ido todo. Y cuanto disfruto con 20Mares.